De: Spruyt, Laura Maria
Enviado el: martes, 28 de abril de 2009 8:54
Para: Biblioteca "D.V.S" STJ
Asunto: Sentencia Nº 159/09

Nº 159 / En la ciudad de Resistencia, capital de la Provincia del Chaco, a los veinticuatro (24) días del mes de                  abril  del año dos mil nueve, reunidos los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia, DRES. RAMÓN RUBÉN AVALOS, ROLANDO IGNACIO TOLEDO, RICARDO FERNANDO FRANCO Y MARÍA LUISA LUCAS, tomaron conocimiento para su resolución definitiva del EXPTE. Nº 65.487/08 caratulado: “GUERRA SANDRA PATRICIA C/ LOTERÍA CHAQUEÑA Y/O DIRECCIÓN DE SUMARIOS Y/O PODER EJECUTIVO DE LA PROVINCIA DEL CHACO Y/O Q.R.R.S/ ACCIÓN DE AMPARO”, venido en grado de apelación extraordinaria en virtud del recurso de inconstitucionalidad deducido a fs.306/310 vta. por la parte actora contra la sentencia Nº 48 dictada en fecha 2 de julio de 2008 por la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Única Instancia de esta Provincia, planteándose las siguientes

                     C U E S T I O N E S

1.         ¿ES PROCEDENTE EL RECURSO DE INCONSTITUCIONALIDAD DEDUCIDO EN AUTOS?

2.         EN SU CASO ¿QUÉ PRONUNCIAMIENTO CORRESPONDE DICTAR?.

A LA PRIMERA CUESTIÓN, EL DR. RAMÓN RUBÉN AVALOS DIJO:

a) Acceden los autos al Superior Tribunal de Justicia en virtud del recurso extraordinario de inconstitucionalidad deducido a fs.306/310 vta. por la parte actora contra la sentencia Nº 48 dictada en fecha 2 de julio de 2008 a fs.280/285 por la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Única Instancia de esta Provincia.

    Concedido el recurso a fs.312, radicados los autos en la Secretaría Contencioso Administrativa de este Tribunal, a fs. 324 se corre vista al Sr. Procurador General, poniéndose los autos para la presentación de memoria de la parte recurrida. A fs.327 vta. se expide el Señor Procurador General y a fs. 329/331 vta. obra memorial de la parte demandada, llamándose autos para sentencia a fs.338.

     b) En el análisis de la concurrencia de los extremos que habilitan esta instancia extraordinaria, encuentro reunidos los de interposición en término, oportuno planteo de la cuestión constitucional y sentencia definitiva.

    El recurrente sostiene que es arbitraria la imposición de costas a su parte en ambas instancias, cuando ello no fue materia de agravios por la Provincia del Chaco. Que en el decisorio recurrido se regulan los honorarios de 1ra. Instancia a los Dres. Osvaldo Simoni y Ernesto A. Rudaz, cuando los citados profesionales no apelaron sus honorarios, fijados en dicha instancia, por lo que se encontraban firmes. En cuanto al monto de los fijados por la segunda instancia, los considera altos, ya que exceden lo estatuido en la ley 2011 y no guardan una relación proporcional con los honorarios firmes regulados en 1ra.Instancia.

    Considera errónea también la sentencia en cuanto consigna que los honorarios regulados en ambas instancias son a cargo del actor, porque ello no fue materia de apelación por parte de la accionada, quien no manifiesta agravio alguno respecto de costas y honorarios de 1ra.Instancia.

    Entiende que la decisión afecta un pronunciamiento firme e importa desconocer el valor de la cosa juzgada, del que no cabe prescindir, aunque se invoque el error judicial, pues la estabilidad de las sentencias, presupuesto ineludible de la seguridad jurídica, es exigencia de orden público y tiene jerarquía constitucional. Que es contrario al principio de la intangibilidad de las sentencias firmes la reforma de las costas y honorarios efectuada en la sentencia de marras, ya que los destinatarios no apelaron ni expresaron agravios al respecto; de esta manera los Sres.Jueces -dice- modificaron parte del fallo consentido, incurriendo en exceso de su jurisdicción apelada.

    Así expuestos sintéticamente los agravios del apelante, confrontados éstos con los términos de la sentencia en análisis, me llevan a compartir la solución desestimatoria propiciada por el Sr. Procurador General, en razón de que no encuentro configurada la tacha de arbitrariedad que se le endilga al decisorio de la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Única Instancia que revoca la sentencia de 1ra. Instancia del Juzgado Civil y Comercial de la Sexta Nominación, desestima la acción de amparo promovida a fs. 4/9 vta., impone las costas en ambas instancias a la parte actora y readecúa los honorarios de conformidad al art. 277 del C. P. C. y C..

    En efecto, según criterio reiterado de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, también sostenido por este Tribunal, en numerosos pronunciamientos "lo atinente a la distribución de las costas, por su carácter fáctico y procesal, es insusceptible de tratamiento por la vía del art. 14 de la ley 48, máxime cuando el apelante no demuestra la arbitrariedad de lo decidido, sino solamente una mera discrepancia con el criterio del juzgador"  (C.S. T. 323, Folio 3068, fallo del 19/10/00 "León Spaciuk e Hijos Soc. en comandita por acciones c/ Direc. Prov.de Vialidad y Estado de la Pcia.de Ctes. s/ dem. cont. adm.); "las cuestiones referentes a los honorarios regulados en las instancias ordinarias, a la determinación del interés comprometido en el juicio y a las bases adoptadas para tal fin, así como la interpretación y aplicación de las normas arancelarias, son - en virtud del carácter fáctico y procesal - materia extraña a la vía del art. 14 de la ley 48 y, en consecuencia, ajenas al recurso extraordinario, al igual que lo referente a la distribución de las costas, sin perjuicio de la posibilidad que cabe al Tribunal hacer excepción a tales principios, en los casos abarcados por la doctrina de la arbitrariedad de sentencia" (C. S. Tomo 325, folio 324, fallo del 5/3/2002, autos: "San Andrés Fueguina S.A. s/ apelación"; ídem C. S. Tomo 326, folio 2653, fallo 12/08/03).

     En el mismo sentido, se dijo que "tanto lo atinente al cargo de las costas como lo referido al monto de los honorarios regulados no proponen cuestión federal que preste sustento a la vía de excepción prevista en el art. 14 de la ley 48; máxime cuando el pronunciamiento recurrido tiene fundamentación suficiente para cimentar jurídicamente lo resuelto y no hay garantía constitucional que guarde con esos temas relación directa e inmediata (fallos 268: 247; 269:43, 308:1478; 311:2753; entre otros; Sent. de este Tribunal Nº 146/07; Nº 74/07; Nº 27/07; Nº 232/07, entre otras).   

    La sentencia impugnada, luego de revocar el fallo de Primera Instancia del Juzgado Civil y Comercial de la Sexta Nominación y desestimar la acción de amparo promovida a fs. 4/9 vta., en lo que es materia de agravios, consigna que "atento el modo en que se resuelven los recursos, corresponde imponer las costas de ambas instancias a la parte actora (art. 68 del C.P.C.C.) readecuando los honorarios de conformidad al art. 277 del C.P.C. y C". Luego regula los honorarios conforme pautas dadas por los arts. 3,4,6,7,11 y 25 de la ley de aranceles vigente y Resol. Nº 02/07 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social publicada en el Boletín Oficial Nº 31.195 del 13 de julio de 2007.      

    Conforme la síntesis del fallo efectuada precedentemente, la imposición de costas en ambas instancias a la parte actora, de conformidad al art. 68 del C.P.C. y C. y la readecuación de los honorarios de conformidad al art. 277 del mismo ordenamiento, resulta ajustada a derecho, no revistiendo los agravios desplegados por el recurrente extraordinario la entidad suficiente, como para conmover la conclusión arribada, máxime cuando no se sustentan en fundamentos fácticos o jurídicos serios, que demuestren la arbitrariedad pretendida.

    En efecto advierto que los sentenciantes han actuado conforme las facultades conferidas por esta disposición normativa que expresamente establece que "cuando la sentencia o resolución fuere revocatoria o modificatoria de la de primera instancia, el tribunal adecuará las costas y el monto de los honorarios al contenido de su pronunciamiento, aunque no hubiesen sido materia de apelación". En el caso, al revocarse el fallo de 1ra. Instancia y revertirse la condición de vencedor y vencido, se impone adecuar el pronunciamiento en ese sentido, conforme al principio objetivo de la derrota, debiendo consecuentemente, adecuarse también los honorarios conforme el sentido del nuevo fallo.

     Es que como lo ha sostenido la Corte Suprema de Justicia de la Nación en criterio estrictamente aplicable al caso, "La descalificación por parte del Tribunal de la sentencia del a quo, implica necesariamente la revocación de las decisiones accesorias a ello -carácter que asiste a lo atinente en materia de costas y honorarios -, las que deben seguir la misma suerte; de manera que al variar - como consecuencia del nuevo pronunciamiento - el monto del litigio, los honorarios deben ser adecuados a las nuevas circunstancias" (C.S. T. 308, p.2009). En el mismo sentido se ha dicho que "siendo la sentencia revocatoria o modificatoria de la de primera instancia, puede el Tribunal de Alzada modificar el curso de las costas y pronunciarse sobre honorarios, conforme lo decida en el principal y sin sujeción a recurso o agravio sobre el punto" ( Escudero Luis Angel c/ Cooperativa de Trabajo T.A.C. s/ reembolso de acciones, fallo del 2/9/97, Prov.de Mendoza, Cuarta Cámara Civil, cit. en L.D.T.).

     Tampoco encuentro configurada la tacha de arbitrariedad que pretende endilgarle el recurrente a los honorarios regulados a los Dres. Osvaldo Simoni y Ernesto A.Rudaz por su actuación en segunda instancia, a los que escuetamente califica de altos , por exceder lo estauido en la ley 2011 y no guardar relación proporcional con los regulados por la actuación en primera instancia. Ello porque los emolumentos fijados a los profesionales citados, por la actuación cumplida en segunda instancia, se ajustan estrictamente al porcentaje establecido en el art. 11 de la Ley de Aranceles vigente Nº 2011 y modificatorias, con relación a los fijados por los trabajos de la instancia inferior, todo lo que resulta de una simple operación matemática y basta para desestimar de plano las quejas vertidas en ese sentido.

     Por los fundamentos vertidos, me expido por la desestimación del recurso extraordinario deducido por la parte actora. ASÍ VOTO. 

A LA PRIMERA CUESTIÓN, EL DR. ROLANDO IGNACIO TOLEDO DIJO:                   Coincidiendo con los fundamentos vertidos y la solución propuesta en el voto del Dr. Ramón Rubén Avalos en lo que a la inadmisibilidad del recurso refiere, me expido en idéntico sentido. ASÍ VOTO.

A LA PRIMERA CUESTIÓN, EL DR. RICARDO FERNANDO FRANCO DIJO:

    Los fundamentos vertidos por el Sr. Juez de primer voto resultan ajustados a derecho por lo que comparto los mismos y me expido en el mismo sentido. ASÍ VOTO.

A LA PRIMERA CUESTION, LA DRA. MARÍA LUISA LUCAS DIJO:

    Las consideraciones y conclusiones expuestas por el Sr. Juez de primer voto respecto del recurso intentado las doy por reproducidas en esta instancia. En consecuencia me pronuncio en idéntico sentido. ASÍ VOTO.

II. A LA SEGUNDA CUESTIÓN, EL DR.RAMÓN RUBÉN AVALOS DIJO:

    En virtud de la conclusión arribada al tratar la primera cuestión, propongo se desestime el recurso de inconstitucionalidad deducido a fs.306/310 vta. por la parte actora contra la sentencia Nº 48 dictada en fecha 2 de julio de 2008, a fs.280/285 por la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Única Instancia de esta Provincia.

    Las costas en esta instancia, atento el resultado del recurso y lo dispuesto por el art.68 del C.P.C.y C. se imponen a la parte vencida, regulándose los honorarios profesionales de conformidad a los arts. 3,4 y 11 de la Ley de Aranceles vigente de la siguiente forma: DR. OSVALDO JOSÉ SIMONI como patrocinante PESOS SETESCIENTOS CUARENTA Y CUATRO ($744); DR. ERNESTO A.RUDAZ como apoderado PESOS DOSCIENTOS NOVENTA Y OCHO ($298); DR. ALDO RAÚL MORENO como patrocinante PESOS QUINIENTOS VEINTIUNO ($521); DR. DIEGO E. JOVANOVICH como apoderado PESOS DOSCIENTOS OCHO ($208). ASÍ TAMBIÉN VOTO.

A LA SEGUNDA CUESTIÓN, EL DR. ROLANDO IGNACIO TOLEDO DIJO:                   Conforme la cuestión tratada en primer lugar respecto al recurso impetrado, corresponde su rechazo. A idéntico resultado que el Sr. Juez que me precede arribo respecto de las costas y regulación de honorarios. ASÍ VOTO.

A LA SEGUNDA CUESTION, EL DR. RICARDO FERNANDO FRANCO DIJO:

    Teniendo en cuenta el resultado de la votación para la primera cuestión respecto del remedio extraordinario intentado por la parte actora, el pronunciamiento que se impone en estos autos consiste en su desestimación.

    En cuanto a la imposición de costas y regulación de honorarios adhiero a la propuesta del Sr. Juez de primer voto Dr. Ramón Rubén Avalos. ASÍ TAMBIÉN VOTO.

A LA SEGUNDA CUESTIÓN, LA DRA. MARÍA LUISA LUCAS DIJO:

    Comparto la opinión del Señor Juez que me precede, en lo atinente a esta segunda  cuestión. Por ello emito mi voto en el sentido de la desestimación del remedio extraordinario deducido.

     Por encontrarla ajustada a derecho, presto también específica conformidad a la propuesta respecto a las costas y regulación de honorarios. ES TAMBIÉN MI VOTO.

    Con lo que no siendo para más, se dio por finalizado el Acuerdo que antecede firmando los señores Jueces presentes, todo por ante mí, Secretaria que doy fe.

 

 

 

ROLANDO IGNACIO TOLEDO                          RAMÓN RUBÉN AVALOS

      JUEZ                                         PRESIDENTE

Superior Tribunal de Justicia                Superior Tribunal de Justicia

                                                              

 

 

DR.RICARDO FERNANDO FRANCO                   DRA. MARÍA LUISA LUCAS

       JUEZ                                          JUEZ

Superior Tribunal de Justicia               Superior Tribunal de Justicia

 

 

 

                   DRA. MARÍA DEL CARMEN TERNAVASIO DE ALMIRÓN

                                 SECRETARIA LETRADA

                           Superior Tribunal de Justicia

 

 

                          S E N T E N C I A

Nº 159  /       Resistencia,24   de abril        de 2009.

 Y VISTOS:

     Los fundamentos del Acuerdo que antecede, EL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA;

RESUELVE:

    I. DESESTIMAR el recurso de inconstitucionalidad deducido a fs.306/310 vta. por la parte actora contra la sentencia Nº 48 dictada en fecha 2 de julio de 2008, a fs.280/285, por la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Única Instancia de esta Provincia.

    II. IMPONER las costas a la parte vencida.

 

Corresp.expte.Nº 65.487/08

     III. REGULAR los honorarios profesionales de la siguiente forma: DR. OSVALDO JOSÉ SIMONI como patrocinante PESOS SETESCIENTOS CUARENTA Y CUATRO ($744); DR. ERNESTO A.RUDAZ como apoderado PESOS DOSCIENTOS NOVENTA Y OCHO ($298); DR. ALDO RAÚL MORENO como patrocinante PESOS QUINIENTOS VEINTIUNO ($521); DR. DIEGO E. JOVANOVICH como apoderado PESOS DOSCIENTOS OCHO ($208).        IV. REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE personalmente o por cédula. Remítase correo electrónico al Sr. Presidente de la Sala Primera y Presidente de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Única Instancia de esta Provincia. Oportunamente devuélvanse los autos al jugado de origen.

 

 

ROLANDO IGNACIO TOLEDO                    RAMÓN RUBÉN AVALOS

         JUEZ                               PRESIDENTE

Superior Tribunal de Justicia        Superior Tribunal de Justicia

                                                   

 

 

DR.RICARDO FERNANDO FRANCO               DRA. MARÍA LUISA LUCAS

        JUEZ                                      JUEZ

Superior Tribunal de Justicia          Superior Tribunal de Justicia

 

 

 

 

                     DRA. MARÍA DEL CARMEN TERNAVASIO DE ALMIRÓN

                               SECRETARIA LETRADA

                         Superior Tribunal de Justicia